Ante la pandemia se recompone la venta de árboles navideños en Tejocotillos

*José Ángel Gutiérrez*

Foto: José Ángel Gutiérrez.
Una plantación xonacatlense como la de San Lorenzo no vivía una situación así desde hace 20 años, por un tema de contingencia, aunque hay repunte paulatino en puerta.

A menos de una semana de iniciada la temporada de corte y venta de árboles navideños, en la delegación Santiago Tejocotillos, en el municipio de Xonacatlán, los silvicultores esperan que la pandemia no evite que los hogares mexiquenses se adornen con estos bellos ejemplares.

En una de las plantaciones más extensas de territorio y prestigio como la de Rancho San Lorenzo, propiedad del reconocido Luis Gonzaga Gutiérrez Gutiérrez, familia y trabajadores laboran en el corte, inicialmente con pocos compradores, aunque el panorama mejora paulatinamente.

A diferencia de plantaciones más nuevas, en aquella hay ejemplares desde hace unos 20 años; es decir, sin ningún hecho preocupante como la alerta por posibles contagios de coronavirus, lo que hoy día obligó medidas como uso obligatorio de cubrebocas a los compradores.

“Pues yo creo que sí afecta, porque en otras ocasiones hemos tenido un poco más de venta, posiblemente sea porque empieza, pero esperemos que esto se componga.”, mencionó Norberto Gutiérrez González, integrante de la familia, ante la grabadora de Diario Evolución.

Justo en los momentos del proceso de enmallado-empaquetamiento de árboles, varias familias estaban presentes en la plantación, donde no todos tienen la “osadía” de llegar a una cabaña y un riachuelo de la parta baja tras casi 20 minutos de camino en descenso.

En este sitio favorecido por sus paisajes, propietarios y colaboradores siguen invitando al público a comprar ocote, oyamel o pseudotsuga, tres especies cuyo manejo lo tienen tanto Tejocotillos como la también delegación xonacatlense de San Miguel Mimiapan.

Como el tema de la pandemia vislumbra un posible regreso a semáforo rojo, la expectativa es brindar a las familias la presencia de un árbol con aroma y frescura al interior de los hogares, precisamente donde deberían permanecer las personas ante la contingencia sanitaria.

En otras plantaciones de Tejocotillos o Mimiapan, los visitantes pueden disfrutar de tirolesa, paseos a caballo, gastronomía local, renta de cabañas, juegos infantiles, riachuelos y para preparar alimentos, todo ello con las debidas medidas de prevención y sin aglomeraciones.

Con precios de 350 pesos en adelante, las plantaciones extendidas en 90 hectáreas aguardan este 2020 la visita de las familias para lograr la venta de alrededor de 40 mil ejemplares, casi 30 por ciento más que en el 2019, llevando la navidad a los hogares mexiquenses.

Galería:

Foto: José Ángel Gutiérrez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.