viernes, febrero 23, 2024
Portada

Brecha salarial en México por estereotipos de género y discriminación

*Redacción Diario Evolución*

Foto: Ilustrativa.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la brecha salarial de género sigue siendo un gran problema en nuestro país, en los últimos 17 años el porcentaje de mujeres que trabajan ha aumentado en cualquier sector, pero ganan un salario inferior a sus compañeros varones.

Una mujer mexicana gana 84 pesos por cada 100 que recibe un hombre, un 14 por ciento menos que los varones. Es decir, las mujeres deben trabajar 51 días extras para tener el mismo sueldo que los hombres.

Los estados con más brecha salarial son Oaxaca, Colima e Hidalgo, las mujeres ganan 27.1, 25.3 y 24.9 por ciento menos en comparación con los hombres, respectivamente.

En el extremo opuesto, la Ciudad de México se destaca entre los lugares con menor inequidad: las trabajadoras perciben salarios de un 7.7 por ciento por debajo de los hombres.

Las principales razones de la inequidad salarial son los estereotipos de género, de acuerdo a las conclusiones de México, por lo que, la ONU alertó que, debido a los bajos salarios y el escaso acceso a puestos de mayor rango, las trabajadoras podrían infravalorar su propio desempeño.

A esto se le suma la discriminación en los lugares de trabajo, la concentración de hombres en algunos sectores o segregación ocupacional, y la falta de políticas que permitan balancear la vida profesional y personal, así como la discriminación por edad.

Los perfiles que más se solicitan hablan de juventud y los requisitos de apariencia (por ejemplo, una fotografía) se solicitan con el doble de frecuencia en búsquedas para mujeres que en los anuncios dirigidos a hombres.

La brecha salarial se percibe especialmente en los servicios profesionales y en la industria manufacturera, así como el comercio, que además de recibir menor salario, seis de cada 10 mujeres están en la informalidad.

Así como los medios de comunicación y los servicios no gubernamentales presentan condiciones desfavorables para las trabajadoras, en contraste, algunos en los que ellas reciben mejores condiciones son servicios inmobiliarios, construcción y minería.

G.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *