Discriminación corporal en México

*Raymundo Guzmán Corroviñas*

Foto: Especial.

Desafortunadamente en nuestro país cada vez es más común escuchar que se juzga una persona por la clase social de la que forma parte, por la auto-adscripción, por su situación económica, por el color de su piel o por su físico.

Esto es una práctica muy lamentable que se está extendiendo en el discurso público y en las conversaciones privadas de las personas. En muchas familias se nos enseñó a respetar a las personas por sus valores, sus sentimientos, por la manera en que se comportan con los demás, sin distinguir o discriminar; sin embargo, hoy en día se juzga en muchos ámbitos de la vida pública y privada, no sólo por lo que se piensa u opina, sino también por el físico, sobrepeso o vestimenta, desde una perspectiva de superioridad del emisor.

Estoy convencido que este tipo de nefastas prácticas tienen que erradicarse, pero todo esto sólo podrá llevarse a cabo en la medida en que reprobemos este tipo de prácticas.

Si bien, esto se ha vuelto común en el lenguaje cotidiano, en las redes sociales es mucho más atroz, pues no basta en descalificar a una persona por sus ideas, sino que se centran en la apariencia física, género, preferencia sexual o percepción. En muchos casos esto se realiza con particular saña y odio, en otros con un afán de burla, pero en todos ellos resulta altamente censurable.

En lo personal he tomado la decisión de eliminar de mis redes sociales a cualquier persona que realice esta práctica, no sólo por considerarla censurable sino también porque debemos dejar de normalizar este tipo de lenguaje. Estoy convencido que también debemos evitar que la proliferación de estas conductas generen cambios sociales difíciles de tener vuelta atrás.

El racismo y la discriminación por cualquier motivo deben ser erradicados de nuestro país.

Por eso te invito a replicar esta práctica: eliminar de tus redes sociales a toda persona qué se exprese de una manera negativa sobre otras personas, en relación con su género, aspecto físico o preferencia sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *