Elecciones amenazadas por el narcotráfico

**Silencio de Ernesto Nemer ante la violencia electoral en EdoMéx**

**PAN-PRI-PRD extienden el desafortunado Pacto por México**

Asesinados en varios estados, renuncias por presión de grupos delictivos, secuestros para amedrentar candidatos, son algunos de los casos que demuestran que las elecciones están amenazadas por el narcotráfico en México. Ante ello, la indiferencia de las autoridades tanto federales como estatales, hacen como si no pasara nada.

No hay secretos, todos lo dicen abiertamente, en muchos estados desde hace muchos años se cayó en la ingobernabilidad, hay zonas específicas en Guanajuato, Sinaloa, Tamaulipas, Chihuahua, Jalisco, Michoacán y el Estado de México, en donde no manda el gobierno, las autoridades ni siquiera se atreven a confrontar al nuevo gobierno, tal parece que cedieron el territorio, no hay pronunciamientos, a pesar de los asesinatos como los de Sinaloa y Guanajuato, como el secuestro en Valle de Bravo, Estado de México.

Este tema no es nuevo, platiqué con un líder perredista del Estado de México hace unos meses, mostró su preocupación por una lista que circulaba en el sur de la entidad, donde el nuevo gobierno ya había decidido los candidatos de los partidos políticos, incluso, quién iba a ganar las elecciones, sostuvo que necesitaba platicar con el gobierno del Estado, pero subrayó, “antes por lo menos nos dejaban elegir a nuestros candidatos, ahora ni eso”.

En muchas zonas La Mayoría Silenciosa admite el escaso margen de los alcaldes, el presupuesto lo deciden “ellos”, cobrar comisiones, si no obedecen secuestran al alcalde, a su familia o al tesorero, hay lugares en donde hay toque de queda a la hora que ellos deciden, cobran por permisos para realizar fiestas y cuidar a los asistentes, respetando el horario impuesto. Sostienen que los productos se han encarecido mucho, debido a que los comerciantes son obligados a comprarles la mercancía y asumir los precios que les indican.

Mientras las autoridades, empezando por el presidente López Obrador, no acepten el avance del narco en México, difícilmente van a poder resolver el problema, creen que al no hablar del tema no existe, pero el cáncer se extiende a más zonas con mucha celeridad y lugares que en otro momento parecían tranquilos para vivir se han vuelto una pesadilla.

El llamado de Andrés Manuel López Obrador para salir a votar y no tener miedo debería de ir acompañado de la detención de por lo menos dos personajes involucrados en los asesinatos de candidatos, pero él como está protegido, se le hace fácil decirlo así de simple.

La Mayoría Silenciosa cree que es momento de regresar a la negociación de territorios con los grupos delictivo, que haya mercado de consumo, pero frenar la confrontación y el derrame de sangre, parar delitos como la extorsión, secuestro y el derecho de piso; lo anterior le conviene a todos, al haber paz hay comercio y reactivación económica, al haber tranquilidad hay turismo y derrama económica, así todos felices y contentos.

Desafortunadamente no hay una sola idea o plan para frenar el avance del narcotráfico, ante la ingobernabilidad y la aplicación del estado de derecho, los grupos delictivos se han adueñado de varias zonas, se manejan con impunidad y la sociedad cada vez lo consiente más, mientras los gobiernos se vuelven indiferentes, hacen que no pasa nada, porque les conviene más o por temor a las represalias que haya contra ellos o sus familias.

En el EdoMéx

Qué falta para que el secretario general de gobierno del Estado de México, Ernesto Nemer, haga su trabajo; secuestros, atentado, abandono de proselitismo electoral en el Sur del Estado de México y ni siquiera hizo mención de los temas, no hubo boletín con la postura del gobierno, sólo hay un silencio ominoso que demuestra la fragilidad de Alfredo del Mazo frente al gobierno del Estado de México. Los rumores de que la intervención del crimen organizado beneficia al PRI, principalmente en el sur de la entidad, fueron rechazados ligeramente en una conferencia de prensa, cuando se cerraba esta columna.

Otro tema recurrente es la participación de los secretarios estatales en la contienda electoral, repartiendo recursos, coaccionando el voto, usando los programas sociales a su favor, hay desesperación por recuperar terreno, pero sinceramente el precio que pagará el gobierno y La Mayoría Silenciosa es muy alto. Sería mejor que esperaran el desgaste de Morena, que no tarda en llegar.

En México

La alianza legislativa realizada por el PAN, PRI y PRD es una extensión del Pacto por México, los resultados ya los conocemos. Unirse y escudarse en la bandera de que México lo necesita es un error, La Mayoría Silenciosa todavía no olvida que su pacto propició el arribo de Morena al poder y ninguno de los dos dio resultado.

La estrategia es mala, la imagen que tiene la sociedad de ellos es peor, es momento de partidos fuertes que hagan las cosas de manera honesta y recta, cuidando el verdadero interés de la población, preocuparse por sus necesidades, resolver sus problemas, su alianza espanta más que generar confianza.

Filed in: La Mayoría Silenciosa, Municipios, Nacionales, Opinión, Política, Portada, Seguridad Tags: 

You might like:

La venganza de los perdedores La venganza de los perdedores
Morena, PAN y PRI se reparten el Estado de México Morena, PAN y PRI se reparten el Estado de México
¿Y el árbitro electoral? ¿Y el árbitro electoral?
AMLO al más puro estilo del PRI de los setentas AMLO al más puro estilo del PRI de los setentas

Leave a Reply

Submit Comment

© Copyright 2020 | Todos los derechos reservados. Diario Evolución.

Sitio desarrollado por CGM Agencia.