López Obrador mal y de malas

**Poder Judicial debe demostrar que no está sometido al Presidente**

Foto: Especial.

Aunque la mayoría de las encuestas dadas a conocer hasta ahora marcan una ventaja para el partido Morena por más de un dígito, el nerviosismo se apoderó del presidente Andrés Manuel López Obrador, sus actitudes evidencian que no está conforme con los resultados de la demoscopia; su enojo con los periodistas que lo han evidenciado en varios casos de corrupción y tráfico de influencias, su pleito contra el árbitro electoral y el manejo electoral de la vacuna, advierten una elección cerrada por la Cámara de Diputados federal, nicho en donde el presidente quiere mantener su hegemonía y donde a la oposición le urgen los contrapesos.

El presidente está mal y de malas, lo primero porque no ha tenido el tacto político para arreglar sus diferencias con diversos sectores del país, el diálogo y la negociación no son lo suyo, y lo segundo, por los reveses que le han dado en el ámbito electoral con sus candidatos protegidos y las exhibiciones de corrupción de los integrantes de su gobierno y familia.

Su pelea con los medios de comunicación es abierta y franca, pero, para tener la lengua larga hay que tener la cola muy corta, lo cual no es así, su gobierno también está manchado por la corrupción y el influyentismo, se entiende que eso no depende de él, en todos los gobiernos hay elementos buenos y malos, pero no hubo castigo para quienes cometieron errores. Lo peor viene cuando su familia es señalada por corrupción, su hermano, su prima y la vida de lujo de sus hijos demuestran que todo cambió para seguir igual.

Su encono y amenazas contra el árbitro electoral son viejas rencillas entre ellos, pero su intención de someterlos y amenazarlos con una reforma para destituirlos va más allá de cualquier lógica política, López Obrador demuestra que va perdiendo la elección y amenaza de manera anticipada al Instituto Nacional Electoral presupuestó (INE) cuando todavía no sabe cómo le va a ir en las urnas.

La pelea subió de tono en los últimos días, debido a la destitución de los candidatos de Morena en Guerrero y Michoacán, Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón, respectivamente, acción que molestó a López Obrador, a lo cual, respondió con la amenaza de enviar una reforma de ley para renovar el Consejo General, la cual, a final de cuentas fue enfocada contra los dos consejeros que no le temen, Lorenzo Córdova y Ciro Murayama.

El manejo electoral de la vacuna es sintomático de la preocupación del gobierno federal y de López Obrador por todo el territorio nacional, los candidatos y precandidatos de Morena se dan a la tarea de promocionar el agradecimiento al presidente; el en municipio mexiquense de Zinacantepec hasta se dieron el lujo de colgar la foto de Andrés Manuel López Obrador en el auditorio en donde aplicaron la vacuna.

Del éxito en la aplicación de la vacuna, será el éxito de la campaña de los candidatos de Morena, eso lo saben muchos, pocos son lo que saldrán airosos por sus propios méritos, esa es la razón por la que hacen tanta publicidad con la vacuna, esperemos que les alcancen las dosis para llegar a la elección el 6 de junio, recordemos que hay una vacuna por envasar en México y la misma no tiene para cuando terminar su proceso, mismo que ya estaba calculado para dar inmunidad a más del 70 por ciento de la población en una primera etapa. Eso es lo que concierne a Morena y a López Obrador.

Por otro lado, las cuentas alegres de la alianza Va por México se han manifestado a través de encuestas, de acuerdo con sus sondeos llevan ventaja en muchos lugares, pero la verdad es que el tema está cerrado con ligera ventaja para Morena, PT y Nueva Alianza.

Los opositores no han sabido tomar ventaja durante estas dos semanas, sus propuestas no han permeado, les ha faltado ingenio, innovación, prometen regresar los programas que el presidente ha desaparecido y en que todo será como antes de la era Obrador.

Si se logra equilibrar la Cámara de Diputados federal no será por las propuestas que la coalición ha realizado, será porque La Mayoría Silenciosa entiende la necesidad de formarle contrapesos al presidente Andrés Manuel López Obrador y saldrán a las urnas a fortalecer la democracia partidista y el equilibrio de poderes.

En México

La propuesta de ampliar el mandato del presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, por dos años de parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, será una prueba irrefutable de la separación de poderes en México, sería irresponsable que los ministros de la Corte acepten esta reforma porque está en juego el futuro y la democracia del país.

A pesar de la tentación, los magistrados deben pensar en el futuro, no en el momento presente, están viendo si muerden el anzuelo, pero no saben ¿a cambio de qué? La extensión de mandato del Poder Judicial se puede interpretar como un pago adelantado de favores, aceptarlo, sería tanto como aceptar que el árbitro es parcial.

Filed in: La Mayoría Silenciosa, Municipios, Nacionales, Opinión, Política, Portada, Seguridad

You might like:

Son 13 los estados en semáforo epidemiológico color naranja Son 13 los estados en semáforo epidemiológico color naranja
Llega México a las 237 mil 954 muertes por COVID-19 este viernes Llega México a las 237 mil 954 muertes por COVID-19 este viernes
En Otzolotepec, el Hyadi Racing acelera para ganar el World Solar Challenge En Otzolotepec, el Hyadi Racing acelera para ganar el World Solar Challenge
Rescata Zoonosis Chimalhuacán a lechuza lesionada Rescata Zoonosis Chimalhuacán a lechuza lesionada

Leave a Reply

Submit Comment

© Copyright 2020 | Todos los derechos reservados. Diario Evolución.

Sitio desarrollado por CGM Agencia.