Obrador sin resultados para buscar liderazgo en América Latina

En la recta final de su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador trata de ganar liderazgo en América Latina, otros lo han intentado sin mejores resultados, es de esperarse que el presidente no lo logre en tan poco tiempo. Y menos cuando se enfrenta a una potencia mundial, Estados Unidos, a quien obviamente no le conviene que de México hacia el sur se organice un grupo inclusivo con fines de desarrollo e independiente del Banco Mundial.

Esta acción parece ser otro dislate de Obrador, no hay resultados en su gobierno que avalen el liderazgo, no cuenta con el tiempo suficiente para unificar a los países y su política internacional es nula, falta mucho trabajo diplomático. Este plan requiere de muchas giras internacionales y lo suyo no es viajar al extranjero; la economía mexicana no es ejemplo a nivel mundial ni contratar unos cuantos médicos cubanos es suficiente para ayudar a sostener la deteriorada economía en América Latina.

Siendo realista, este plan más que ayudar a su gobierno o su posible sucesor, lo va a perjudicar, porque se pone en la mira de Estados Unidos y sin el apoyo del vecino país del norte difícilmente su partido tendrá continuidad para seguir gobernando México.

A pesar de que las encuestas marcan un apoyo indiscutible a su partido y la oposición, no tiene un candidato fuerte para enfrentar el proceso electoral del 2024, sería un error de estrategia que en su molestia, Estados Unidos le brinde un apoyo a la oposición que en estos momentos no tiene.

Si Obrador quiere sentar las bases para una nueva forma de gobernar en México, lo primero que necesita es continuidad, jugar con fuego con el vecino país del norte, cuando no tiene nada seguro le puede costar caro, sobre todo para un hombre que en su egocentrismo lo único que quiere es pasar a la historia, no con base a resultados, sino con base a las acciones mediáticas que tomó durante su gobierno.

El presidente no debe olvidar que primero debe cumplir con La Mayoría Silenciosa sus promesas de campaña y luego, buscar el liderazgo que no ha logrado al interior el país, porque una cosa es ser el mesías de sus seguidores y otra liderar a una sociedad tan diversa como la nuestra.

PAN y su reforma electoral

La propuesta de reforma electoral del Acción Nacional suena interesante en varios puntos, aunque en realidad no es una contra propuesta a la del presidente Andrés Manuel, el PAN deja entrever sus intereses de cara al siguiente proceso electoral federal. Entre sus prioridades más importantes se encuentran los gobiernos de coalición, porque en caso de hacer alianza con el PRI buscarán tener representación y ser parte de la toma de decisiones del gobierno federal.

Los panistas también avizoran una elección reñida, por esta razón, proponen una segunda vuelta electoral en las elecciones presidenciales y, en caso de que en la primera ronda el ganador no sobrepase el 50 más uno en los porcentajes, esto obligaría a una segunda elección.

Acción Nacional también tiene en mente llevar a cabo elecciones primarias para que los partidos elijan a sus candidatos a la presidencia municipal, evitar la sobre representación legislativa, aunque no necesariamente está de acuerdo en la representación pura que propuso López Obrador y, finalmente, evitar a los chapulines legislativos.

Difícil para Nemer defender plan de seguridad de Alfredo del Mazo

La seguridad en el Estado de México ha sido nula desde la llegada de Alfredo del Mazo, su promesa de brindar seguridad en tres meses ha quedado en el olvido, por eso llama la atención que el secretario general del gobierno, Ernesto Nemer, salga con esa bandera a dar conferencias de prensa, cuando es el talón de Aquiles de la administración estatal. Por ello, acepta que la seguridad sigue siendo el mayor desafío, pero asegura que para el gobernador es un compromiso la protección de las familias.

Sin duda, dirían en mi colonia, a Nemer le tocó bailar con la más fea, porque asegurar que desde el inicio de la administración, Del Mazo implementó en el Estado de México una estrategia integral de seguridad, es lo más demagógico que le he escuchado decir. Los ataques en el sur tanto a policías como a ministeriales ni siquiera han merecido una declaración del gobernador, el lamentable incidente en instalaciones de la Fiscalía, en nada le importó a Del Mazo.

Pero las cifras de homicidios dolosos, feminicidios, robos y cuerpos tirados por todo el territorio mexiquense son una prueba de que su estrategia de seguridad ha fracasado, y ni siquiera se han dado a la tarea de realizar una evaluación para corregir el rumbo, a un año de que concluya el mandato de Alfredo del Mazo se ve muy difícil que hagan algo diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.